DecoraOficina

Aprende cómo elegir la iluminación adecuada para tu espacio de trabajo, ya que el estado de ánimo, el nivel de energía y la productividad de quienes trabajan en una oficina se ven directamente afectados por la iluminación. Con muy poca luz hará que te sientas cansado. Por otro lado, si la iluminación es demasiado brillante, resultará dañina para tus ojos e incluso podría provocarte migraña.

En Decoraoficina, vamos a ayudarte en el diseño de iluminación en espacios de trabajo, que se adapte a tu rutina diaria y tenga todas las comodidades que necesitas.

Importancia de la iluminación en el entorno laboral

La luz blanca en particular, que imita la luz natural, ayuda a mantener un estado de alerta en los trabajadores, eleva el estado de ánimo y aumenta la productividad, ya que reduce el cansancio.

1. Impacto en la productividad y el bienestar

Cuando la iluminación en el lugar de trabajo es adecuada y óptima, sin duda aumenta la productividad laboral, disminuye accidentes, posibles errores, fatiga visual, ausentismo, aumenta el porcentaje de confort visual, y promueve la positividad. La calidad de luz y el confort visual son factores importantes en el entorno de trabajo.

2. Influencia en la concentración y el rendimiento

La concentración y el rendimiento en el trabajo pueden verse afectados por la luz. La luz ayuda a mantener un buen estado de ánimo, favoreciendo un ambiente de trabajo más positivo y satisfactorio.

El control de la luz para mejorar el rendimiento laboral debe utilizarse en las oficinas para aumentar el bienestar de los empleados y la productividad.

3. Comodidad visual y prevención de la fatiga ocular

Diferentes afecciones oculares, incluyendo fatiga ocular, dolor e inflamación en los párpados, pesadez, lagrimeo, enrojecimiento, irritación y visión alterada, pueden ser provocadas por los efectos de la iluminación en la salud ocular.

La fatiga ocular es un problema común en el trabajo, pero puedes evitarlo controlando la iluminación de tu espacio. Es importante utilizar aquella luz que necesites para la actividad que desarrollas. No demasiada, ni poca.

La ergonomía lumínica es importante para evitar problemas visuales y mejorar el confort visual en el entorno laboral.

Factores a considerar al elegir la iluminación para tu espacio de trabajo

La luz natural vs. luz artificial en el espacio de trabajo, ambas deben tenerse siempre en cuenta a la hora de diseñar un espacio de trabajo.

1. Tipos de iluminación: natural y artificial

La iluminación natural: es la luz que proviene del sol y se aprovecha a través de ventanas. La incorporación de luz natural a través de tragaluces o claraboyas es una forma efectiva de mejorar la iluminación natural en el entorno laboral.

La iluminación artificial: es la luz que se produce mediante las lámparas eléctricas.

En términos comparativos, la luz natural causa menor fatiga visual que la iluminación artificial. La iluminación artificial se debe usar cuando no se pueda emplear la luz natural o, como ocurre en la mayoría de los casos, para complementar la luz natural.

2. Niveles de iluminación adecuados para cada área

Generalmente se piensa que el elemento más importante para obtener la luz ideal para el trabajo es el nivel de iluminación.

Para medir este nivel se utilizan lúmenes (lux), que representan el número necesario de lúmenes por metro cuadrado.

Se considera generalmente como niveles de iluminación recomendados para el trabajo de oficina 300 lúmenes (lux). Cantidad que también se aplica, por ejemplo, a trabajar desde casa.

Cada trabajo debe estar iluminado en función de las exigencias visuales del trabajo y las características individuales de cada empleado.

3. Temperatura de color y tonalidad de la luz

La temperatura de color es un factor importante a tener en cuenta a la hora de decidirte por la tecnología LED y eficiencia energética en la iluminación de oficinas.

Básicamente determina si las bombillas producen luz cálida o fría y se expresa en Kelvin (K). La temperatura de color se refiere a la tonalidad de la luz, los tonos cálidos (temperatura de color baja) y los tonos fríos (temperatura de color alta).

Tipos de iluminación para espacios de trabajo

Ten en cuenta que la iluminación de la oficina debe personalizarse para cada momento del día combinando varios tipos de iluminación, además de produce un resultado atractivo.

1. Iluminación general o ambiental

El objetivo principal de la iluminación general es evitar las sombras y el contraste excesivo mediante la difusión de una luz constante en todo el espacio de trabajo. Usa una iluminación direccional y ajustable para adaptarse a diferentes actividades en el trabajo.

2. Iluminación de tareas y áreas específicas

Como tipo de iluminación de oficina, la iluminación de tareas es una de las más populares. Y es que para poder trabajar cómodamente y con la visibilidad adecuada en cada una de las zonas de trabajo, es fundamental contar con una luz un poco más intensa y directa.

3. Iluminación de acento y decorativa

Para enfatizar las formas, los colores y las texturas de un espacio, la iluminación decorativa tiene como objetivo crear un ambiente acogedor y agradable. 

Este tipo de iluminación se usa para agregar interés visual y generalmente se recurre a ella para iluminar un objeto específico o una superficie de trabajo.

Elección de luminarias y lámparas para tu espacio de trabajo

Para proporcionar a los trabajadores una iluminación adecuada y cómoda, es fundamental elegir una iluminación adaptable y personalizada para cada área de trabajo. La estética y el diseño en la iluminación del espacio de trabajo pueden influir en la productividad y el bienestar de los trabajadores.

1. Luminarias de techo: empotradas, colgantes, paneles LED

Luminarias empotradas: son luminarias que están al ras del techo y empotradas en la estructura. Son perfectos para espacios con techos bajos, ya que no ocupan espacio visual.

Luminarias colgantes: son luminarias que cuelgan del techo mediante cadenas o cables. Dado que pueden producir una iluminación más direccional y decorativa, son perfectos para espacios con techos altos.

Los paneles LED: son luminarias que se montan en el techo y ofrecen una iluminación uniforme y de alta calidad. Son perfectas para oficinas que necesitan una iluminación completa.

2. Lámparas de escritorio y flexos

La lámpara de escritorio o flexo es un dispositivo de iluminación muy útil que ilumina de forma eficaz y agradable el espacio de trabajo. Puede controlarse mediante un interruptor, un sistema táctil o por un puerto USB.

3. Lámparas de pie y apliques de pared

Para iluminar zonas de tránsito o cercanas a una pared, los apliques son la solución perfecta. Es una lámpara, como su nombre indica, que se ubica en la pared y se coloca con frecuencia en pasillos o cualquier zona del espacio de trabajo, ya sea interior o exterior.

Optimización de la iluminación natural en tu espacio de trabajo

La optimización de la iluminación natural en el lugar de trabajo puede ser beneficiosa, tanto para la salud y el bienestar de los empleados, así como para la eficiencia energética.

1. Posicionamiento de los muebles y las ventanas

Es fundamental ubicar el mobiliario de manera que no obstaculice el acceso de la luz natural al espacio de trabajo. Si se dispone de suficientes ventanas, se debe dar prioridad a las personas que realizan tareas operativas y repetitivas.

2. Uso de cortinas, persianas o láminas protectoras

El calor y el reflejo del sol pueden resultar incómodos, especialmente para alguien que está sentado en una posición desfavorable frente a él. 

Por lo tanto, las decoraciones de tus ventanas deben lograr un equilibrio entre dejar entrar la cantidad correcta de luz natural y evitar el reflejo del sol y los rayos UV.

3. Aprovechamiento de la luz natural en diferentes momentos del día

Utiliza tanta luz natural como puedas. Hay que aprovechar el sol que entra por la ventana ya que es fuente de salud y ahorro. 

Sin embargo, hay que reconocer que cambia con el paso del tiempo (la hora del día, la época del año, etc.), por lo que la iluminación artificial debe estar siempre accesible, aunque sirva como complemento.

Consejos adicionales para una iluminación efectiva en tu espacio de trabajo

Te ofrecemos estas recomendaciones sobre cómo hacer que la iluminación funcione a favor de tu espacio de trabajo.

1. Uso de luz regulable y sistemas de control

Al adaptarse a cómo y cuándo se usa cada área de la oficina, los sistemas de control de iluminación reducen la cantidad de energía utilizada en los edificios de oficinas. Además de maximizar la luz natural, estos sistemas de control te ahorrarán dinero al administrar la iluminación en varios espacios de oficina.

2. Incorporación de elementos reflectantes y difusores de luz

Utiliza superficies que difundan la luz para que reflejen la luz del sol hacia el interior en todas las direcciones. Juegan un papel fundamental como superficies reflectantes los pisos, las paredes y los techos.

3. Mantenimiento adecuado de las luminarias y lámparas

Para evitar la acumulación de polvo y suciedad que podría reducir la cantidad de luz emitida, limpia periódicamente las luminarias y lámparas. Si una lámpara deja de funcionar o llega al final de su vida útil, reemplácela para garantizar una iluminación adecuada.