DecoraOficina

Descubre todo lo que necesita una oficina ejecutiva, ya que los tiempos cambian y algo que en los últimos años ha ido agarrando una fuerza enorme es el entorno en donde los trabajadores de una empresa deben llevar a cabo su trabajo.

La oficina es una zona que antes era concebida como algo aislado, un sitio donde solo se iba a realizar un trabajo y poco más estando sentados en sillones ejecutivos para oficina.

En la actualidad sabemos que hacer de estos espacios unos lugares agradables es la clave para tener el desempeño más óptimo.

Características de las oficinas ejecutivas

Basta con dar un pequeño vistazo a cómo eran las oficinas hace 20 años para entender que el mundo de las oficinas ejecutivas ha ido experimentando una serie de cambios con el paso del tiempo.

Antes se tenían lugares con una paleta de colores minúscula, al punto de que prácticamente todo eran grises, los cubículos prácticamente aislaban a un empleado de otro, no había zonas comunes, todo el ambiente era más sobrio y apagado.

Por suerte para todos, en la actualidad las cosas se llevan a cabo de una manera diferente pues, con el pasar del tiempo, las personas han sido capaces de entender la importante de tener un ambiente de trabajo que permita que las personas se sientan cómodas y relajadas, aumentado de esta forma su productividad e incluso llegando a evitar problemas de salud.

A continuación, desde DecoraOficina comentaremos algunos de los puntos más destacados en relación con una buena oficina.

Hacer uso de un mobiliario Ergonómico

Si, para sorpresa de muy pocas personas, este es uno de los puntos más fundamentales y que debe estar presente en todas y cada una de las oficinas.

La ergonomía, en este caso, no es otra cosa que la tecnología de adaptar las necesidades del usuario en un mobiliario determinado.

Cuando nos referimos al mundo de las oficinas, se quiere que dicho mobiliario evite que el usuario este en constante estrés, que con el paso del tiempo sufra problemas físicos o que su concentración se pierda fácilmente.

Ciertamente esto es algo que está muy relacionado con el nivel de comodidad del trabajador y, una forma de detectar un problema de rendimiento en una oficina es dándole un vistazo a las sillas y muebles que están usando los empleados pues, puede que no sean las más adecuadas.

Espacios multifuncionales

Es más que una realidad que las formas en las que se trabaja hoy en día son muy distintas a la de hace varios años atrás.

Hoy se entiende que las oficinas no solo deben ser ese lugar para que se lleve a cabo el trabajo, también tienen que ser zonas prácticas, en donde se pueden llevar a cabo diferentes tareas.

Esto tiene como resultado el poder llevar a cabo diferentes trabajos en el mismo lugar de trabajo, no solo aumenta la eficiencia del trabajador, sino que también puede llegar a permitir una mayor integración de estos en el equipo de trabajo.

Entornos de colaboración

Ya mencionamos que antes los cubículos de las oficinas prácticamente aislaban a cada trabajador del resto. Hoy en día se sabe que esto es una forma increíblemente dañina para un espacio de trabajo.

Es por esta razón que la tendencia actual es abandonar estos espacios de un solo trabajador, en vez de esto, se busca ampliar la zona donde se trabaja, permitiendo que exista una mejor comunicación entre trabajadores pues se sabe que esto mejora considerablemente la productividad. También puede ayudar a fomentar el trabajo en equipo entre departamentos.

Espacios más abiertos

Las oficinas cambian constantemente, se adaptan a las necesidades de sus trabajadores. Uno de los cambios importantes que han sufrido respecto a épocas anteriores, es poder brindar espacios un poco más abiertos para que las personas no se sientan tan oprimidas.

Grandes ventanas que den vistas a espacios amplios o alguna terraza en donde sea posible aprovechar la luz natural y tener una mayor sensación de calidez.

Áreas destinadas a la recreación

Es importante mantener el balance entre la vida laborar y la personal. Esto es un hecho que ha obligado a muchas empresas a replantearse la forma en que diseñan el espacio para sus trabajadores.

Brindar una mayor comodidad y formas en que un trabajador se sienta más a gusto a la hora de llevar a cabo su trabajo es algo de suma importante, por lo que sillones cómodos, un área con mesas de tenis de mesa, futbolitos o incluso cafeterías pueden significar un gran cambio para el trabajador; le ayudaran a descansar un momento, conversare incluso expresar ideas. Las zonas de ocio en la oficina no deben faltar en cualquier empresa.

Motivación a través de la decoración

Con esto nos referimos a todos los elementos que de una forma u otra pueda ayudar a mejorar la creatividad y el buen ambiente en la oficina.

En un mundo ideal, se debe combinar la idea a nivel corporativo con una correcta paleta de colores y la adecuada iluminación. Usualmente los tonos azules, verdes o grises no muy fuertes funcionan muy bien.

Cuadros, muebles, adornos o incluso frases inspiradoras pueden ayudar a pasar un mejor momento mientras se lleva a cabo el respectivo trabajo.

Diseño de oficinas ejecutivas

A continuación, vamos a tratar los puntos más importantes relacionados con el diseño de oficinas.

Espacios funcionales como prioridad

Uno de los errores que suelen comentar muchas personas y empresas, es querer llenar de todo tipo de muebles la zona de trabajo, ya sea porque estos son de último modelo o porque cuentan con un diseño y arte vanguardista o, simplemente, porque han gustado mucho.

La realidad, como siempre, es más complicada que eso. Siempre se debe seguir la regla de: si no es necesario, debe ser evitado.

El espacio de trabajo debe ser una zona acogedora que, si bien nos haga sentir sumamente cómodos, también debe ser práctica, que las cosas que tengamos alrededor no nos estorben a la hora de llevar a cabo nuestro trabajo.

Es muy importante no caer en la trampa de una decoración exagerada y muy poco funcional.

Elegir un mobiliario ergonómico y moderno

Es cierto que la cantidad de mobiliario que podemos encontrar en la actualidad es abrumadora; existen para todos los gustos y colores, con los materiales más diversos y los estilos más imaginativos.

Sin embargo, esto puede llegar a ser una trampa. Al igual que una oficina increíblemente recargada puede perjudicar nuestro trabajo, las sillas, muebles y escritorios que usamos deben, antes que nada, hacernos sentir cómodos y cuidar de nuestra salud.

De nada sirve tener el mueble más elegante si este nos aporta un total de cero al momento de llevar a cabo nuestro trabajo.

Otra cosa importante es que muchas veces las oficinas son un lugar en donde se atenderá a clientes, por lo que es necesario que una parte también este destinada a que estos se sientan cómodos y a gustos, lo que hace que el mobiliario, de nuevo, se deba adaptar a las necesidades y dinámicas de la compañía.

Colores atractivos

Cada vez es más común que en estos espacios ejecutivos el color juegue un papel sumamente importante en relación con el buen ambiente de trabajo.

Si bien muchos de estos sitios son salas de reuniones o lugares con cierta densidad de personas, los colores deben ajustarse por un lado a la identidad de la empresa y, por otro, a transmitir un ambiente cómodo.

Lo que se recomienda usualmente es hacer uso de colores neutros para las paredes, colores crema, blancos o grises.

Eso no quita que podamos emplear en determinadas situaciones un color mucho más fuerte, sobretodo en el mobiliario de oficina o la decoración: alfombras, muebles, cortinas, librerías, mesas, y un largo etcétera.

Aprovechamiento de los espacios

La distribución del espacio en una oficina es un tema que muchas personas pasan por alto y puede llegar a afectar muchísimo el rendimiento de los trabajadores y el buen ambiente en general.

Es necesario saber cuáles son las necesidades de las personas que ocuparan el espacio y, en consecuencia, optimizar lo mejor posible para que este ordenado, sea atractivo para los trabajadores y sea funcional.

Los libreros o estanterías son ideales para aportar un mayor grado de organización a la oficina, archivadores para guardar lo que se necesite.

Lo mejor de todo es que estos elementos de la oficina están disponibles en diversos tamaños, formas y colores.

Dale un toque personal a tu oficina

Es cierto que la identidad de la empresa es algo que debe estar presente en todas las partes de estas; sin embargo, siempre puede darse cierto margen para que cada persona agregue algo que le haga sentir mejor y que no necesariamente rompa con el estilo característico de la empresa.

Algunas personas optan por habitaciones con arte: esculturas o pinturas; otros podrán elegir las plantas para un ambiente más relajado; el uso de cortinas y persianas suele ser muy válido también; la idea es pensar en formas de transmitir un mensaje positivo en el entorno de trabajo.

La iluminación

Una buena iluminación puede ser la diferencia entra un ambiente pésimo y uno en el que se trabaje en completa armonía. Las mejores oficinas suelen contar con una muy buena iluminación que también combinan con increíbles vistas y paisajes.

Como siempre, una buena lámpara de escritorio puede ser un factor clave para tener un mejor ambiente, procurando siempre que su estilo se adecue al del resto de la oficina.

Ejemplos de diseños de oficinas ejecutivas

Oficinas minimalistas

Lo que se busca con este tipo de oficinas es contar con una moderada cantidad de muebles (usualmente modulares).

Esto se combina con un techo estriado y un suelo de madera. Lo que se busca en contar con un puesto de trabajo eficaz que apele siempre al minimalismo.

Oficinas de Google

las oficinas de Google se caracterizan por contar con una gran variedad de espacios recreativos y zonas de descanso. Los trabajadores tienen acceso a gimnasio, restaurantes, salas de masaje, áreas de juegos; es más, los trabajadores pueden llevar a sus mascotas.

Oficinas de Facebook

Facebook es una compañía que, en función de que sede estemos hablando, contara con un diseño que se adapta a la cultura local.

Sin embargo, sus espacios suelen ser coloridos y muy dinámicos. Para que nos hagamos una idea, la sede en México está inspirada en luchadores.

Oficinas de Apple

En estas oficinas encontramos lo que algunos llaman un refugio natural, pues hay muchos árboles y huertos. Incluso cuentan con su propio lago artificial. Todo un ejemplo de oficinas modernas.